viernes, octubre 17, 2008

Crimenes contra la humanidad

A colación del debate que se está produciendo en relación a las acciones emprendidas por el Juez Baltasar Garzón me gustaría realizar un par de observaciones:
  • ¿Deben prescribir los crímenes contra la humanidad?
  • ¿Por qué algunos políticos no respetan las decisiones judiciales?
Me ha sorprendido la decisión de Garzón, no me la esperaba pero digo yo que el régimen jurídico está para algo, y estos señores saben mas de leyes que nosotros. Por tanto hay que respetar las decisiones judiciales aunque no se compartan, y siempre que no violen el marco legal. Vaya ejemplo que dan algunos políticos...la justicia no se debe politizar, porfa.

¿Por qué algunos representantes ignoran el dolor de los familiares de los represaliados durante 40 años?. ¿Por qué siempre son los mismos los que se olvidan de los oprimidos de un determinado bando?. ¿Y por qué la tierra tiene que tapar para siempre el asesinato, la tortura y la humillación?.

Justicia equitativa para todos, para los asesinados por los vencidos y vencedores. Beatificaciones para rojos, azules y de todos los colores...otro día hablaremos de los intolerantes que dirigen a la Iglesia y manchan su nombre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si, claro, la justicia no se debe politizar, por eso; NO ME CREO NADA de lo que haga Garzón.

Me creería esta historia si lo juzgase un tribunal internacional frío y ciego, pero ojo, no puedes olvidar que para juzgar hay que tener en cuenta antecedentes, contexto, causalidad, .... igual nos tocaría ver la historia de otra manera y ya no veríamos algo tan claro como una historia de vencedores y vencidos sino una secuencia de represiones.

Me parece bien, ni lo de antes ni lo de ahora, mejor que se anlice todo a fondo y que arda Roma, nos liamos a leches (total, si podemos darnos unas hostias....)

Por cierto, que manía con la intolerante iglesia; a qué iglesia te refieres ?. Si no te mola no te apuntes, pero ya empieza a oler; si no te gustan sus opiniones, no las consideres. Cuando menos, 2000 años de tradición autoriza a cualquiera a que emita su opinión.

Mira, no formo parte de ninguna sociedad religiosa (ninguna !!, ni católica, ni protestante, ni musulmana, ni judía, ... DE NINGUNA), pero coooño, me están dando unas ganas de apuntarme solo para ir contra-corriente !!.

¿ Podremos ver una sociedad madura donde se escuche todo, y ver qué puede aportar sin estar afectados por modas de juventud ?

Jose Carlos dijo...

Respeto tu opinión plenamente aunque comentarte que tengo una opinión bien formada y adquirida durante años, es decir cuando crítico no es por fastidiar gratuitamente sino porque estoy en contra de toda manifestación de intolerancia (desde mi criterio).

No estoy en contra de la Iglesia sino de sus dirigentes actuales, los cuales en mi opinión no representan a la mayoría de los integrantes de la misma. Estan tomando una postura próxima a lo inconstitucional y la anacronía. Viva la Iglesia pero no los ineptos que la dirigen que quieren imponer su doctrina a porrazos y sin considerar el sufrimiento ajeno.