martes, mayo 31, 2011

Entrevista en el Huelva Información


Recientemente el Director del Huelva información, Javier Chaparro, me hizo la siguiente entrevista:

Sentado en mitad de la Gran Vía de Huelva para la foto, un grupo de niñas recién salidas de clase insiste en retratarse junto a él. "¡No soy famoso ni un cantante!", aclara. Lo suyo son las redes.
 
-¿Es vocacional lo suyo?
-Yo me dedicaba al desarrollo de aplicaciones informáticas, pero el mundo 2.0 es mucho más apasionante, me gusta mucho más.
 
-¿La clave?
-Se trabaja con las personas: hay que confiar en ellas, en el potencial que pueden desarrollar.
 
-¿No es un mundo engañoso o eso es un mito?
-No es engañoso, hay que confiar en las personas, en la inteligencia colectiva. Para participar y colaborar hay que confiar en las personas, es básico.
 
-También hay mucho gato oculto en las redes sociales.
-Hay de todo. Hay perfiles falsos, hay trolls que sólo vienen a enturbiar el debate y a adquirir protagonismo. Y también gente que adopta una actitud un poco rara. 
 
-¿Como quién?
-Gente que asume una personalidad distinta, con roles distintos a los que adoptan en su vida cotidiana.
 
-Un desdoblamiento de la personalidad.
-Sí, efectivamente. Las redes sociales son muchas veces un refugio para personas tímidas que se refugian en el mundo virtual, aunque siempre hay que mantener una coherencia entre los dos mundos.
 
-Usted asesora a partidos políticos en el manejo de sus redes sociales. ¿Tanto van a influir éstas en el resultado final de los comicios?
-Ahora mismo, el impacto de internet en el voto no es muy grande. A pesar de eso, se está empezando a desarrollar la presencia digital de los políticos en las redes sociales.
 
-¿Y se adaptan los políticos a ese nuevo espacio?
-Es necesario que exista cierta coherencia entre las actitudes de un político y su coherencia en la red. Si un político no es como dice que es, la gente lo nota y deja de visitar sus perfiles y sus páginas. Es importante que tenga una actitud de cercanía, pero también en la calle. 
 
-¿Qué pecado capital no puede cometer un político en la red?
-No escuchar y evitar el contacto con la ciudadanía.
 
-Pero eso es complicado, exige estar permanentemente atento a las redes porque siempre habrá alguien conectado.
-Es que estar en las redes sociales es un compromiso, es estar y comprometerse.
 
-Democracia Real Ya surge  desde internet. ¿Es algo espontáneo o premeditado?
-Este movimiento se asemeja mucho a los principios de la sociedad en red, que son los valores que predominan en este ámbito: horizontalidad, espontaneidad, confianza en las personas... Creo honestamente que no hay ningún partido detrás ni organización  con intereses oscuros. De hecho no hay líderes. 

-Pero alguien habrá redactado el manifiesto.
-Es otra cosa. Es una declaración de principios y de intenciones. El objetivo principal es hacer ruido y concienciar a la ciudadanía y a los políticos de que hace falta un cambio en el sistema, aunque no un cambio que rompa con todo.
 
-¿Con qué debe romper?
-Debe haber más participación en la toma de decisiones.
 
-Puede que esta efervescencia inicial surgida de internet se venga abajo pasados unos días.
-Creo que el movimiento se va a fragmentar, es inevitable. Poner de acuerdo a tantas miles de personas, tan heterogéneas, será difícil.
 
-¿Será la derrota del movimiento?
-No, será el principio de nuevas movilizaciones con mensajes más acotados. La suma de todas ellas va a propiciar un  diálogo entre la ciudadanía y los políticos.
 
-Puede también que se dé un intento de instrumentalización por parte de algún partido o sindicato.
-Sin duda alguna habrá quien lo esté haciendo, pero esos movimientos están siendo rechazados. Por lo que he podido ver en la actividad on line, no tienen nada que hacer.
 
-¿Y el futuro de las redes sociales?
-Ahora constituyen un medio para movilizar a personas, por su capacidad de movilización y de propagación de mensajes. El paso siguiente es que las opiniones que se expresen en la red lleguen a ser decisiones políticas, como un instrumento más de democracia participativa.
 
Un 'evangelista' del 2.0
 
Nacido en Huelva -1971- este ingeniero técnico informático está en la avanzadilla en el manejo, bien entendido, de las redes sociales. Lleva desde 2006 en el mundo 2.0, donde las fronteras entre emisor y receptor se diluyen para formar un cuerpo de debate ecléctico y abierto. Entre sus trabajos figuran un plan de acción para el desarollo de las webs de la biblioteca y de la radio de la Universidad de Huelva. "Hago un papel evangelizador, les pongo en el camino para que ellos continúen", resume.