martes, septiembre 02, 2008

El Sesgo en la información

El Mundo se despacha agusto contra Garzon en un Editorial injusto, de mal gusto, sesgado, que pone en duda la ética de nuestro sistema judicial, y que todavía no alcanzo a comprender.

Siempre digo lo mismo, algunos políticos y medios de comunicación nos toman por imbéciles. ¿Por qué ese odio a una persona que lucha por los derechos humanos y la tolerancia?. ¿Quizás el pasado izquierdoso?.

Ahí va una muestra de mentiras y manipulación barata, puro periodismo basura:

"A Garzón todo eso le da lo mismo, ya que lo que busca no es hacer justicia sino instrumentalizarla para sus fines personales. La realidad es que, entre sus viajes a Latinoamérica para denunciar los crímenes de las dictaduras, sus conferencias, sus libros y la realización de documentales, apenas le quedan ya horas para realizar su trabajo. Seguramente por eso ha sido incapaz de investigar quién dio el chivatazo a los recaudadores de ETA, no tuvo tiempo de transcribir la cintas de los islamistas que tal vez hubieran evitado el 11-M y ha dejado enormes lagunas en casi todos los sumarios que ha instruido.

Esta última de sus garzonadas ni siquiera puede ser tomada en serio. Es un puro disparate sin opción alguna de salir adelante. Sería cuestión de olvidar este despropósito si no fuera porque hace un tremendo daño a la Justicia y a la Audiencia Nacional. El Consejo General del Poder Judicial debería intervenir para poner en su sitio a Garzón, al que le han permitido ya demasiados excesos." Editorial de El Mundo.


3 comentarios:

David Wilde dijo...

Querido amigo, lo que sucede es que algunos tienen mucho miedo que se destape la Caja de Pandora.

A ver si al final también va a haber dudas sobre quién hizo el levantamiento de modo tan fascista y antidemocrático.

Sabes quién soy.... pásate por mi blog... Shirov....!!!! !!!!Shirov!!!!

Administrador Foro Olavide dijo...

Bueno, ya conocemos todos a Pedro J. Y los que le conocemos toda su trayectoria desde la izquierda en sus comienzos en Diario 16 hasta la actual, en la derecha extrema. Mejor aún, alineándose con los intereses de esa extrema derecha.
Pero, José Carlos, éste ya no engaña a nadie. Solo los acólitos de esos intereses le aplauden hasta con las orejas.
Un abrazo.
Noni Montes

Jose Carlos dijo...

David y Noni,

Gracias por compartir mi opinión, al menos no me siento tan solo :)